domingo 26 de mayo de 2024

TV

domingo 26 de mayo de 2024

MATERIAL DE ARCHIVO

Autoritarismo o absolutismo en El Salvador

San Salvador, 6 feb (Prensa Latina) Aun cuando no es oficial la victoria de Nayib Bukele y su partido Nuevas Ideas, crece la interrogante sobre si el país se encamina hacia una etapa de absolutismo o autoritarismo.

En una celebración anticipada de su victoria, en la noche del domingo 4 de febrero, Bukele dijo que el pueblo habló en las urnas y que por primera vez en la historia en “una democracia” se llegaba a un partido único, algo parecido a parafrasear que el país se encamina a lograr que algunos describen como absolutismo o autoritarismo.

Por definición, el absolutismo es cuando en un régimen político una autoridad domina todas las manifestaciones del poder del Estado, que puede ejercer sin límites, eso parece está en camino a consolidarse en el Pulgarcito de América cuando todo parece girar alrededor del presidente de la República, Nayib Bukele, luego de arrasar a sus rivales en las urnas.

«El poder absoluto es una mala fórmula para cualquier país» dijo en declaraciones a medios de prensa la directora de la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), Katya Salazar, al brindar sus valoraciones sobre las elecciones en El Salvador.

Los votantes le dieron carta blanca al gobernante, un publicista de 42 años, que ganó un segundo periodo al frente del país aunque sus compatriotas deben entender que “el poder absoluto es engañoso”.

Se necesitan pesos y contrapesos, apuntó Salazar. Estoy preocupada con lo que puede pasar aquí en El Salvador con un gobernante que tenga excesivos poderes, señaló la observadora internacional durante los comicios.

El domingo en la plaza Gerardo Barrios, durante la celebración de su victoria y mientras enumeraba los logros de su gobierno, el presidente adelantó, esperen ver-dijo- lo que vamos a lograr hacer en los próximos cinco años.

Será el anticipo de llevar al país a una etapa de más autoritarismo, algo que poco se diferencia del absolutismo cuando se concentra el poder alrededor de una figura, más cuando la oposición quedó tan debilitada que no será capaz de frenar ese desarrollo.

De un padrón de 6,2 millones de electores, un parte transmitido al medio día del 5 de febrero reflejó que escrutado el 70.25 por ciento de las boletas de la elección presidencial, Bukele llegó a un millón 662 mil 313 sufragios (83.13 por ciento), muy por delante de cualquiera de los candidatos opositores.

Es un avance que debe concretarse con una victoria, al parecer también abrumadora en la Asamblea Legislativa, donde algunos estimados dicen que Nuevas Ideas ganará más de 54 asientos, lo que confirmará opiniones de opositores que estiman que el Poder Legislativo se convertirá en una agencia de trámite de las propuestas de Casa Presidencial.

Ahora Bukele tiene en la practica una “carta blanca” para aplicar una forma de gobierno que en la primera etapa marcó su estilo autoritario, que no respetó normas establecidas en la Constitución, como la no continuidad en el gobierno, la reducción de los municipios y de los miembros de la Asamblea en un año electoral.

Aunque aún es temprano para hablar de absolutismo o autoritarismo , no es descartable que esa tendencia se imponga, más cuando figuras cercanas a Bukele, como su vicepresidente Félix Ulloa, no oculta que no se desmantela la llamada democracia representativa , sino que se elimina, según reflejaron medios de prensa.

Todavía resuenan las palabras del mandatario desde el balcón del Palacio Nacional, en medio de vitores de sus seguidores. “En los próximos cinco años, esperen a ver lo que vamos a hacer’.

Muchos se preguntan si es el preludio de un régimen absolutista u autoritario, o son palabras que llevan implícitas el desafío económico y educacional, dos asignaturas pendientes de un escabroso primer gobierno en el cual la seguridad fue la gran vedete y la carta principal para vencer en las urnas.

mem/lb

NOTAS RELACIONADAS
RELACIONADAS DE ARCHIVO
EDICIONES PRENSA LATINA

La contribución de la cultura y la tradición para el desarrollo socioeconómico de la comunidad

El consorcio conformado por la Ong OIKOS Cooperãçao e Desenvolvimento, el Gobierno Municipal de Cienfuegos y la Universidad Carlos Rafael Rodríguez tiene la intención de adjudicar el siguiente contrato de suministro en el marco del proyecto “Trazos Libre.

La contribución de la cultura y la tradición para el desarrollo socioeconómico de la comunidad”, cofinanciado por la Unión Europea y el Instituto Camões de Portugal, en Cuba, bajo la línea temática «Organizaciones de la Sociedad Civil y Autoridades Locales»:

  • Equipamientos para los emprendimientos culturales del Distrito Creativo La Gloria, Cienfuegos ( O.12 – 2023/TL)


Se invitan a los proveedores interesados a obtener el expediente de licitación en la representación de OIKOS en Cuba sita en Calle 26 n.61, entre 11 y 13, Vedado, Plaza de la Revolución, La Habana, o escribiendo el correo electrónico E-mail chiara.vighi@oikos.pt

Las ofertas deberán ser entregadas en la sede de OIKOS en Cuba antes del día 31 de enero ( 6:00 pm hs de Cuba)  o por e-mail a las direcciones de correo siguientes: chiara.vighi@oikos.pt, cruzcruzarnaldo@gmail.com
Cualquier información adicional, así como posibles aclaraciones y preguntas deberán ser dirigidas exculsivamente por correo electronico.