lunes 15 de abril de 2024

TV

lunes 15 de abril de 2024

MATERIAL DE ARCHIVO

Guerra y paz en Naijing, China (+Fotos)

guerra-y-paz-en-naijing-china
Nanjing, China (Prensa Latina) Una alarma sobrecoge la ciudad desde temprano, es septiembre y el pueblo de Nanjing sabe que proviene del Memorial sobre la Masacre, un recordatorio de la invasión de Japón y homenaje a los 300 mil habitantes asesinados.

Por Isaura Diez

Corresponsal jefe de Prensa Latina en China

Ese pasaje aún influye en los ciudadanos, pese a que la Universidad de Nanjing fue en hacer investigaciones sobre la paz y toda ese centro urbano sureño chino se concentra en transmitir la idea de reconciliación, motivo por el cual la hizo merecedora del título de Ciudad Internacional de la Paz, otorgado por la Unesco.

En estos días, además de la alarma conmemorativa, la ciudad acogió un Foro de Paz que reúne a académicos chinos y foráneos para homenajear aquellos acontecimientos mediante debates sobre el desarrollo sustentable y cooperación para un futuro pacífico.

DE LA GLORIA AL POLVO

La alarma de peligro rememora el incidente de Mukden que marcó el comienzo de la invasión de Japón a Manchuria, noreste chino, hace 97 años y precedió la segunda guerra entre el gigante asiático y el imperio nipón.

 guerra-y-paz-en-naijing-china

Nanjing era una ciudad próspera en 1937, antigua capital del sur de China con reliquias culturales e históricas reducidas a cenizas durante el asedio del ejército japonés iniciado en agosto de ese año.

“Lograron ocupar la ciudad en diciembre y comenzaron a asesinar a todos los soldados prisioneros e incluso a ciudadanos considerados soldados, por eso en total 300 mil ciudadanos fueron masacrados y alrededor de 20 mil mujeres violadas, mientras que otras las convirtieron en esclavas sexuales”, explicó a Prensa Latina el historiador Zhang Jianjun.

Publicaciones de la época en Japón reflejaron una competencia entre dos oficiales para ver quién asesinaba a más chinos con una katana, espada tradicional de ese país.

El concurso terminó con el teniente Noda decapitando a 105 personas y el teniente Mukai a 106.

“Los militares bombardearon la zona y atacaron con ametralladora a quienes huían, estaba corriendo con mi hermano menor, él se murió, yo también recibí un disparo, pero sobreviví”, dijo una sobreviviente en 1995 como parte del recuento histórico de la ciudad.

Alrededor de 200 mil ciudadanos de Nanjing pudieron sobrevivir gracias a una zona de seguridad internacional qué lideró el nazi John Rabe, quien se valió de los acuerdos entre Japón y la Alemania nazi para con otros extranjeros formar este lugar de protección.

“Yo estaba embarazada, los soldados japoneses entraron a la casa gritando como unos demonios, mi tío luchó contra ellos, pero tenían cuchillos y ametralladoras en sus manos, lo mataron y yo fui violada por cinco soldados japoneses, ese mismo día por la noche aborté, tuve hemorragias y tenía fiebre”, rememoró otra sobreviviente cuya identidad se mantuvo en anonimato.

Según el profesor Zhang, el Memorial a las víctimas lo construyeron sobre las ruinas y el yacimiento de 10 mil cadáveres encontrados en la década de los años 80 del pasado siglo.

“Desde su fundación en 1985, registra y comparte el conocimiento sobre estos acontecimientos históricos, desde una perspectiva reconciliadora y no de venganza”, agregó.

En 2015, la Unesco incluyó los documentos de la Masacre de Nanjing en su Registro de la Memoria del Mundo y de esta forma los convirtió en una pieza esencial e imborrable de la historia de la humanidad.

Pese a las numerosas pruebas históricas, el gobierno japonés niega el alcance de ese acontecimiento, al cual califica de “incidente de Nanjing” y asegura que solo fueron asesinados soldados chinos.

En declaraciones a Prensa Latina, la profesora de escuela primaria, Huang Keqin, valoró de necesario que los niños conozcan sobre este pasaje: “no es para recordarles la tragedia, ni para odiar a los enemigos, sino para que valoren la importancia de la paz”.

Ella enseña a los más pequeños a hacer grullas de papel, las cuales constituyen un símbolo de paz y de homenaje a las víctimas de la masacre.

LA CIUDAD NO OLVIDA

Otra forma que encontró Nanjing para recordar a sus mártires es el Foro de Paz, cuya tercera edición estuvo enfocada en promover el desarrollo pacífico, la acción de la juventud y compartir los frutos de la civilización.

El director de la oficina multisectorial de la Unesco para la región del este asiático, Shanbaz Khan, recordó que esta fue la primera urbe china en ganar el título de Ciudad Internacional de la Paz, compartido con otros 151 centros urbanos de unas 50 regiones y naciones.

Por otro lado, instó a un desarrollo global a través de la paz para propiciar un futuro sustentable, inclusión, más derechos y diálogo.

De acuerdo con el profesor, esos objetivos forman parte de la razón de ser de la Unesco y en ese sentido, celebró lo logrado por esta ciudad china después de su doloroso pasado histórico.

El secretario general de la Comisión Nacional de China para la Unesco, Qin Changwei, consideró de gran importancia explorar de forma conjunta las estrategias para el desarrollo, compartir los logros de la civilización e intercambiar experiencias.

«La paz es el deseo más duradero y fuerte largamente acariciado de la humanidad, solo de esa forma la sociedad puede prosperar y desarrollarse», enfatizó.

Asimismo, el directivo reconoció que para ello «se necesita del esfuerzo conjunto de todos los países y sectores, un tema que enfrenta grandes desafíos en medio de un complejo escenario internacional».

Por su parte, Zoon Ahmed Khan, investigadora pakistaní del Centro para China y la Globalización, defendió la necesidad de construir un futuro compartido entre todos e instó a encontrar la unidad, pese a las diferencias entre los pueblos.

El Foro de Paz reunió a expertos, voluntarios de la Unicef, periodistas, tanques pensantes, influencers y representantes de la Unesco de China, Asia, Europa y África que debatieron las mejores formas de alcanzar un desarrollo sustentable y pacífico.

Los participantes coincideron en los desafíos que enfrenta la humanidad en cuanto a pobreza extrema, problemas de alimentación y acceso a la salud.

 guerra-y-paz-en-naijing-china

Además, abordaron la importancia de proteger el patrimonio cultural, respetar las minorías étnicas y empoderar a los miembros de la comunidad.

De esa forma, aunque Nanjing amanezca en septiembre bajo la alarma de invasión y la ciudad rememore cada año uno de los peores episodios de la guerra, esta ciudad se enfoca en el entendimiento, el perdón y la búsqueda de un futuro pacífico para todos.

arc/idm

NOTAS RELACIONADAS
RELACIONADAS DE ARCHIVO
EDICIONES PRENSA LATINA

La contribución de la cultura y la tradición para el desarrollo socioeconómico de la comunidad

El consorcio conformado por la Ong OIKOS Cooperãçao e Desenvolvimento, el Gobierno Municipal de Cienfuegos y la Universidad Carlos Rafael Rodríguez tiene la intención de adjudicar el siguiente contrato de suministro en el marco del proyecto “Trazos Libre.

La contribución de la cultura y la tradición para el desarrollo socioeconómico de la comunidad”, cofinanciado por la Unión Europea y el Instituto Camões de Portugal, en Cuba, bajo la línea temática «Organizaciones de la Sociedad Civil y Autoridades Locales»:

  • Equipamientos para los emprendimientos culturales del Distrito Creativo La Gloria, Cienfuegos ( O.12 – 2023/TL)


Se invitan a los proveedores interesados a obtener el expediente de licitación en la representación de OIKOS en Cuba sita en Calle 26 n.61, entre 11 y 13, Vedado, Plaza de la Revolución, La Habana, o escribiendo el correo electrónico E-mail chiara.vighi@oikos.pt

Las ofertas deberán ser entregadas en la sede de OIKOS en Cuba antes del día 31 de enero ( 6:00 pm hs de Cuba)  o por e-mail a las direcciones de correo siguientes: chiara.vighi@oikos.pt, cruzcruzarnaldo@gmail.com
Cualquier información adicional, así como posibles aclaraciones y preguntas deberán ser dirigidas exculsivamente por correo electronico.